NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
83
Bi
estado: Sólido
Nombre

BISMUTO

TECTUM ARGENTI. BLANCO PERLA. CENIZAS DE PLOMO.
Bismuto. Tectum argenti. Blanco perla. Cenizas de plomo.

El bismuto es el primer elemento de los descubiertos en la Edad Media, del cual no hay referencia alguna en la antigüedad. No lo conocían los egipcios, ni los griegos, ni los romanos, ni se había identificado algún mineral que lo contuviera; por lo tanto es el primer elemento, por no decir el único, que surge realmente en el medievo.

El nombre bismuto es de etimología incierta. Aparece en la década de 1660, a partir de los términos obsoletos alemanes, Bismuth, Wismut o Wissmuth (inicios del siglo XVI); tal vez relacionado con el alto alemán antiguo hwiz (‘blanco’). El neolatín bisemutum (debido a Agrícola, que latinizó muchas palabras mineras y técnicas alemanas) es del alemán Wismuth, tal vez del weiße Masse, ‘masa blanca’.

Los mineros en la edad de la alquimia también dieron al bismuto el nombre de tectum argenti, o «plata haciéndose», en el sentido de que la plata estaría todavía en proceso de formación dentro de la Tierra.

El nitrato de bismuto también se conoce como blanco perla o blanco de España y se emplea en medicina y cosmética.

Hay un nombre muy curioso: "Cenizas de Plomo", que se le atribuyó al bismuto. Era debido a que aparecía en las chimeneas de las instalaciones metalúrgicas del plomo y del cobre, en forma de polvo que se pegaba a ellas.

El principal uso del bismuto está en la manufactura de aleaciones de bajo punto de fusión, que se emplean en partes fundibles de rociadoras automáticas, soldaduras especiales, sellos de seguridad para cilindros de gas comprimido y en apagadores automáticos de calentadores de agua eléctricos y de gas.






Grupo
15
Periódo
6
Bloque
P
Categoría
metales postransicionales