NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
78
Pt
estado: Sólido
Nombre

PLATINO

NON PLUS ULTRA, MÁS ALLÁ DEL ORO. SÍMBOLO DE ÉXITO.
Platino. Non plus ultra, más allá del oro. Símbolo de éxito.

El descubrimiento del platino se remonta a la época precolombina, cuando en América, los indígenas utilizaban este metal con diversos fines. El primer relato que menciona este elemento es un registro del escritor italiano Giulio Cesare della Scala que data del año 1557, que lo describe como un extraño metal al cual ningún español podría fundir jamás.

Este metal no llegó a Europa hasta 1735, cuando el militar, naturalista y escritor español Antonio de Ulloa lo trajo de uno de sus viajes. Por último, en 1783, el químico francés Pierre-François Chabaneau fue el primero en lograr un método de producción de platino viable. Su nombre se debe a su parecido con la plata, con la cual fue confundida en un principio.

El platino se considera el non plus ultra, el más allá del oro: de ahí que después del disco de oro, te concedan el disco de platino; o que American Express haya sacado una tarjeta de crédito superior a la de oro, la de platino, allá por el 1984. Sin embargo, la razón de que el platino parezca más valioso que el oro se debe casi en exclusiva a una moda.

Todo empezó con Cartier a finales del siglo XIX. Louis Cartier fue quien diseñó el primer reloj de pulsera. La razón no podía ser más práctica: Santos Dumont, uno de los primeros aeronautas de la historia, tenía dificultades para comprobar el tiempo que llevaba volando en su avión, pues necesitaba las dos manos para pilotar. De hecho, aún hoy se pueden adquirir los relojes Dumont-Cartier tal y como entonces se fabricaban.

Cartier también introdujo otra novedad en el material de lujo del que debían estar confeccionados los ornamentos. Los diamantes, a su juicio, precisaban de monturas incoloras; el oro era discordante y se consideraba vulgar; la plata tenía tendencia a empañarse, y tal y como sucedía como el oro, era demasiado blando.

Así que Cartier escogió otro metal para sus relojes de pulsera: el platino.

La innovación de Cartier desencadenó una moda por el platino en la joyería más suntuosa que perduró hasta el inicio de la segunda guerra mundial, cuando el metal se racionó rápidamente debido a su utilidad como catalizador en procesos químicos importantes, como la fabricación de explosivos.

Forma parte de las joyas de la corona Británica, de igual manera, la corona de la Reina Madre, también está hecha del mismo material.

Utilizado en el área de la salud, ha tenido un protagonismo importantísimo en cardiología, ya que es el único material descubierto hasta ahora, que es apto en un electrodo de marcapasos; también es usado en drogas anti-cancerígenas, implantes y aparatos de neurocirugía.

También se utiliza en catalizadores para vehículos.

Es ideal para mejorar la durabilidad y la capacidad del ordenador, se utiliza en la gran mayoría de los discos duros y en cables de fibra óptica.

También es usado en el procesamiento de algunos fertilizantes de nitrógeno y explosivos.

Por otra parte, es catalizador en la producción de elementos biodegradables para detergentes domésticos.


Grupo
10
Periódo
6
Bloque
D
Categoría
metales de transicion