NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
76
Os
estado: Sólido
Nombre

OSMIO

EL MÁS DENSO. EL MÁS BELLO Y RARO DE LOS METALES PRECIOSOS.
Osmio. El más denso. El más bello y raro de los metales preciosos.

El osmio es un metal precioso y uno de los elementos más raros de la naturaleza. Fue descubierto en 1804 junto con el indio por el químico británico Smithson Tennant.

El nombre del osmio proviene del término griego osme, que significa aroma u olor. Está caracterizado especialmente por su densidad, siendo el elemento más denso que existe y pudiéndose identificar fácilmente por su intenso aroma.

El osmio comparte con los metales preciosos algunas propiedades que lo hacen muy adecuado para uso industrial. Comenzó a utilizarse a principios del siglo XX para fabricar filamentos para las bombillas incandescentes. Como curiosidad, el nombre comercial de las bombillas Osram procede del símbolo del osmio (Os) y la terminación del nombre del tungsteno en alemán (wolfram).

Sin embargo, dejó de utilizarse porque resultaba muy caro y demasiado frágil.

También se ha utilizado, en aleación con platino, para la fabricación de marcapasos y válvulas cardíacas artificiales, además de como catalizador para numerosas reacciones químicas.

Pero sin duda, su principal aplicación procede del sector de la joyería, en piezas que lo combinan con otros metales como el oro, la plata, el platino o el titanio. Su superficie plagada de cristales brillantes y su dureza lo hacen especialmente indicado para fabricar joyas. Las industrias joyeras de China y la India ya han comenzado a utilizarlo.


Grupo
8
Periódo
6
Bloque
D
Categoría
metales de transicion