NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
50
Sn
estado: Sólido
Nombre

ESTAÑO

PADRE DEL PELTRE. MÁGICO DESDE LA EDAD DE BRONCE.
Estaño. Padre del Peltre. Mágico desde la Edad de Bronce.

El estaño fue la base de la primera gran revolución tecnológica del hombre. Gracias a su bajo punto de fusión, este metal relativamente abundante fue uno de los primeros en ser fundido poniendo una roca en el fuego.

Los metalúrgicos de hace más de 5.000 años descubrieron que la mezcla de estaño y cobre hacía un metal mucho más duro y durable que si trabajaban con ellos separados, uno que se podía moldear en hojas que -crucialmente- mantendrían su filo.

Habían descubierto la primera aleación del mundo. La humanidad comenzó a abandonar sus armas de piedra y herramientas y atribuían a este elemento propiedades mágicas.

La edad de bronce había comenzado.

Más tarde, el peltre, otra aleación del estaño, combinada esta vez con pequeñas cantidades de cobre, antimonio, bismuto o, a veces, plomo, se haría muy popular. Era una alternativa más barata al oro y la plata.

Pero la popularidad del peltre -y por lo tanto, del estaño- cayó rápidamente, ya que en el siglo XVIII comenzó la producción en masa de vajillas de porcelana.

Entrado el siglo XIX, el metal encontró una nueva encarnación: la lata.

De hecho, desde sus principios, al final de las guerras napoleónicas, las latas eran hechas predominantemente de hierro o acero. Pero eran enchapadas en una pizca de estaño, con el fin de proteger el hierro de su talón de Aquiles: el óxido.

Hoy en día, muchas latas han prescindido del estaño por completo, cambiándolo por un revestimiento de plástico o aluminio.

Otro gran usuario del estaño es la industria del vidrio, gracias a una revolución en la producción de vidrio que comenzó en Reino Unido en la década de 1950.

Actualmente, entre sus principales aplicaciones se encuentra su uso como revestimiento protector del cobre, del hierro, y de otros diversos metales que se utilizan en la fabricación de latas de conserva. Del mismo modo, es frecuente emplearlo en aleación con el cobre para hacer bronce, o para el recubrir el acero, entre otros muchos más usos.


Grupo
14
Periódo
5
Bloque
P
Categoría
metales postransicionales