NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
38
Sr
estado: Sólido
Nombre

ESTRONCIO

AZÚCAR DE REMOLACHA. HUESOS. FUKUSHIMA.
Estroncio. Azúcar de remolacha. Huesos. Fukushima.

Había un pueblo del oeste de Escocia llamado Strontian, de cuyas minas se extraían diferentes minerales. El nombre del pueblo en gaélico escocés, por cierto, de donde derivó Strontian en inglés, es Sròn an t-Sìthein, que significa algo así como La nariz de la colina de las hadas, del gaélico sídhe (hada). De ahí vendría luego el nombre del estroncio.

Se encontró una roca a la que llamaron estroncianita y, aunque estaban convencidos de que en ella había un nuevo elemento, fueron incapaces de aislarlo. Sir Humphry Davy lo consiguió en 1808.

El estroncio encontró rápidamente un uso práctico sorprendente: la producción de azúcar de remolacha.

Los seres vivos lo absorbemos y empleamos casi indistintamente. Dado que hay mucho más calcio que estroncio, por supuesto, nuestro cuerpo contiene mucho más del primero que del segundo, pero algunos átomos de nuestros huesos son de estroncio en vez de calcio.

El accidente de Fukushima aumentó cien veces el estroncio radiactivo en la costa de Japón. En su forma radiactiva provoca enfermedades como el cáncer óseo primario.


Grupo
2
Periódo
5
Bloque
S
Categoría
metales alcalinoterreos