NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
33
As
estado: Sólido
Nombre

ARSÉNICO

UN VENENO EMPLEADO COMO ELEMENTO ESENCIAL PARA LA VIDA.
Arsénico. Un veneno empleado como elemento esencial para la vida.

Entre sus mórbidos apodos se encuentra el de el rey de los venenos, veneno de reyes o el más significativo de todos, polvo de sucesión. Es un elemento de una toxicidad tremebunda para todos los organismos pluricelulares.

Desde la antigüedad se conocían dos rocas bastante similares, de bello aspecto por su brillante color pero ambas venenosas: el rejalgar y el oropimente.

El rejalgar forma cristales preciosos, en algunos casos similares al rubí por su color rojo intensísimo –tanto es así que a veces se lo llama rubí de arsénico–. Su nombre proviene del árabe rahj al-ġār, polvo de la cueva, ya que aparecía en lugares subterráneos como cavernas o minas. El color rojo intenso era tan maravilloso que a menudo se empleaba para fabricar pigmentos rojizos. Pero lo más peculiar del rejalgar no era su belleza sino el hecho de que era bastante tóxico. Tanto es así que en muchos lugares del mundo se pulverizaba la roca y se utilizaba para matar o repeler insectos y ratones: en la antigua China, por ejemplo, se espolvoreaba rodeando casas o graneros con este propósito.

También era conocido por los antiguos griegos, que lo usaban de igual manera como plaguicida (algo que se siguió haciendo durante la Edad Media en casi toda Europa). El rejalgar solía aparecer a menudo asociado a otra roca muy parecida: bellísima y venenosa. Esta otra roca era de un color amarillo magnífico y se usó durante muchos siglos para crear pinturas y tintes amarillos; de ahí su nombre en latín, aurum pigmentum (pigmento dorado), que se convirtió en auripigmentum y de ahí al castellano oropimente. El propio nombre del arsénico viene del sirio al zarniqa, el nombre sirio del oropimente.

Como el rejalgar, el oropimente se utilizó durante siglos como veneno e insecticida. Sin embargo, en este caso su nombre da cuenta de la importancia de su uso como pigmento, mucho mayor que la del rejalgar: se conocían otros pigmentos rojos intensos, pero casi ninguno amarillo. De hecho el oropimente siguió siendo el principal pigmento de este color hasta el siglo XIX, cuando descubrimos otras fuentes de tinte amarillo igual de bellas pero no tan venenosas.

En la antigua Corea se utilizaba en la pena capital, y durante la Edad Media y el Renacimiento fue un veneno muy empleado para quitar de en medio a figuras políticas incómodas, de ahí el mote que mencionamos al principio de polvo de sucesión.

El arsénico también fue empleado como medicina antes de la existencia de los antibióticos para tratar algunas enfermedades infecciosas.

Incluso llegó a usarse durante cierto tiempo como producto de belleza, aunque resulte difícil creerlo hoy en día: al untar su óxido sobre la piel, la tez adquiere un tinte pálido y mortecino. Para nosotros en la actualidad esto no resulta nada atractivo, pero en la Inglaterra victoriana una mujer pálida sí lo era. Algunas llegaban incluso a ingerirlo mezclado con vinagre y polvo de tiza.

Todavía se sigue utilizando como insecticida en algunas plantaciones, pero cada vez menos.

También puede resultar sorprendente el hecho de que lo seguimos usando en avicultura y ganadería: se añade en pequeñas dosis a la comida de pollos y cerdos porque previene ciertas enfermedades y acelera el engorde de los animales. Sin embargo hay estudios que demuestran que parte del arsénico permanece en la carne y probablemente desaparecerá también de esa industria.

El compuesto formado por arsenio y galio, el arseniuro de galio resultó ser un semiconductor de primera clase, superior en determinadas situaciones al propio silicio.

Lo realmente sorprendente es que algunas bacterias no sólo son capaces de sobrevivir en presencia de arsénico sino que lo utilizan como parte de su biología. Realizan un ciclo similar al de la fotosíntesis y respiración celular de los organismos más conocidos, pero en este caso el arsénico no sólo no es venenoso sino que es un requisito imprescindible para la vida de estas bacterias. Estas bacterias extremas son interesantes para la astrobiología porque nos dan pistas sobre cómo la vida puede encontrar caminos cuando nos parecería que no existe ninguno.


Grupo
15
Periódo
4
Bloque
P
Categoría
Metaloides