NAPERTUM Zientzia kalean / Ciencia en la calle
21
Sc
estado: Sólido
Nombre

ESCANDIO

EKABORO. METAL DE TRANSICIÓN.
Escandio. "Ekaboro". Metal de transición.

El escandio (del latín científico scandĭum, y éste de Scandio, Escandinavia) fue descubierto por Lars Fredrick Nilson en 1879. Aproximadamente en la misma época que Nilson, Per Theodor Cleve descubrió el óxido de escandio y confirmó que se trataba del ekaboro.

Lo más interesante acerca del escandio, con diferencia, es el papel que desempeñó en la aceptación de la tabla periódica del ruso Dmitri Ivanovich Mendeleev (más comúnmente escrito Mendeleyev) en la segunda mitad del siglo XIX.

Mendeleev elaboró una tabla en la que clasificaba los elementos conocidos de acuerdo con algunas reglas simples, como otros habían intentado antes que él, dando importancia a lo esencial (las propiedades químicas) y se la restó a lo accesorio (la masa atómica). Mendeleev, con una aparente arrogancia que enfadó a muchos de sus contemporáneos, predijo que faltaban elementos por descubrir, qué propiedades deberían tener y cuál sería su lugar en la tabla. Por ejemplo, debajo del boro, el ruso dejó un hueco, y afirmó que en ese hueco encajaría algún día un elemento aún no descubierto, al que llamó ekaboro (eka es “uno” en sánscrito, es decir, el elemento era algo así como boro-uno).

Tanto la apariencia del nuevo elemento como sus propiedades eran claramente metálicas. La inmensa mayoría del escandio que se emplea en el mundo se utiliza para alearlo con aluminio. Las aleaciones de aluminio-escandio, en las que hay ínfimas cantidades del segundo –del orden del 0,3%–, se comportan mejor ante la soldadura y son más resistentes que el aluminio solo, pero tienen la ligereza del aluminio.


Grupo
3
Periódo
4
Bloque
D
Categoría
metales de transicion